miércoles, 30 de julio de 2008

EL OTRO ANORMAL: INDIANA VALLEJOS*

Anormal: adj. Que no responde a la norma. En cuestiones de pensamiento y conducta ser independiente es ser anormal y ser anormal es ser detestado. En consecuencia, el autor aconseja parecerse más al Hombre Medio que a uno mismo. Quien lo consiga obtendrá la paz, la perspectiva de la muerte y la esperanza del Infierno.Ambrose Bierce. “Diccionario del Diablo”

El de normalidad es un concepto que permite establecer demarcaciones entre lo Uno Mismo y lo Otro, y que incluye bajo la denominación de anormales a grupos cada vez más numerosos de los que pueden ser agrupados como “el resto”, de lo que no son Nosotros.

Un “resto” que comprende a locos, pobres, rebeldes, deformes, ciegos, rengos, sordos, poco inteligentes, “multi-impedidos”, extraños, “GLS”1 , y otros que serán inventados y construidos como anormales a partir de un trasfondo de expropiación del techo, la tierra, el trabajo, la ciudadanía, en un desplazamiento que va del control de la morfología y la conducta de los cuerpos hacia un criterio de control con énfasis en las víctimas de una economía injusta y de la privación que señala grupos poblacionales.

En este artículo me detendré a pensar en un «Otro que ha sido y es todavía, inventado, producido, fabricado, (re)conocido, mirado, representado e institucionalmente como otro ‘deficiente’, una alteridad ‘deficiente’, o bien, aunque no sea lo mismo, otro ‘anormal’, una alteridad ‘anormal». (SKLIAR. 2002 : 113)

Un Otro discapacitado en el que es necesario pensar para desnaturalizar su producción como algo ajeno al Nosotros, porque la discapacidad no es un fenómeno biológico sino una retórica cultural, y de ahí que no pueda ser pensada como un problema de los discapacitados, de sus familias o de los expertos.

La discapacidad es una idea cuyo significado está íntimamente relacionado con el de la normalidad y con los procesos históricos, culturales, sociales y económicos que regulan y controlan el modo a través del cual son pensados e inventados los cuerpos, las mentes, el lenguaje, la sexualidad de los otros. La discapacidad es entonces una categoría social y política; es una condición producida por la interrelación de las estructuras económica, social y cultural con la deficiencia, es decir, es una forma de opresión social que impone limitaciones a los sujetos que presentan algún déficit.La construcción de la normalidad como categoría de señalamiento.Es preciso circunscribir a qué refiere lo normal, establecer los límites de la normalidad y la anormalidad, y consecuentemente, comprender cómo se ha operado la clasificación, ubicación y ordenamiento de los sujetos.

El concepto de normalidad es una invención de la Modernidad, que se instaura como una categoría que rige la mirada de médicos, educadores y criminólogos a partir del siglo XIX.Pero es una categoría que se construye desde su negación, porque lo que su origen sintetiza no es la normalidad, sino la anormalidad, que confirma la propia pertenencia a lo Uno, a lo Mismo.

Una categoría inventada para confirmar lo propio e instalar el control, expulsar, aniquilar, corregir, censurar, moralizar, domesticar todo lo que exceda sus propios límites, todo lo Otro.Esta construcción de lo anormal construye a su vez un Otro que encarna “nuestro más absoluto temor a la incompletud, a la incongruencia, a la ambivalencia, al desorden, a la imperfección, a lo innombrable, a lo dantesco,... Un Otro cuyo todo y cada una de sus partes se han vuelto objeto de una obscena y caritativa curiosidad, de una inagotable morbosidad, de una pérfida etnografía de lo mismo, de un sueño o ideal de completamiento del otro, de perfectibilidad del otro, de corrección del otro, de normalización del otro” (SKLIAR. 2002 : 114)

Michel Foucault sostiene que el anormal se constituye como un dominio específico a partir de la síntesis de tres personajes: el monstruo humano, el individuo a corregir y el onanista. Personajes pertenecientes a distintos momentos históricos, y que confluyen en la configuración de la identidad anormal. Síntesis que perdura aún hoy, en el sentido de que todo aquel señalado como loco, delincuente, discapacitado o pobre, entre otras anormalidades posibles, evoca, en alguna medida, imágenes de alguna de estas tres figuras.Según Foucault, la fuerza clasificatoria y productiva de la normalización de la sociedad moderna se sostuvo en dos estrategias complementarias: la constitución, en el plano del discurso, del concepto de “anormal” y la medicalización de la sociedad.

Por ello, la producción de la noción de anormalidad debió ser positivizada para encubrir su capacidad de demarcación y las consecuencias de expulsión que generaría. Debió ser naturalizada, para aumentar su eficacia en el señalamiento. Debió ser mimetizada en “lo dado”, para ser instalada como una estrategia de homogeneización de la sociedad.Y en ese tránsito hacia lo positivo, el Otro fue convencido de que está mal ser lo que es, fue persuadido para que deje de ser, fue manipulado minuciosamente para ir en pos de la pertenencia a lo Mismo. Un proceso que a la vez que naturalizó la normalización instaló al Otro como anormal.Este proceso de naturalización se sostuvo en distintas producciones científicas, en la que la de la sociología tuvo un lugar preponderante.

En la producción sociológica de Comte y Durkheim, el análisis de lo normal y lo patológico adquiere una posición central. Estos autores instalan la noción de lo normal como contracara positiva de lo patológico, y por lo tanto asimilado a lo sano, lo que implica analogías organicistas y metáforas del cuerpo social.

Comte hace uso de los conceptos de normalidad y patología en el interior de un marco conceptual que supone leyes sociales análogas a las leyes que rigen el cuerpo individual. Afirma que cualquier análisis de fenómenos patológicos debe basarse en el conocimiento de fenómenos normales; e inversamente, el estudio de lo patológico es indispensable para conocer las leyes de lo normal; pero no establece ningún tipo de criterio para decidir qué es lo que debe entenderse por normal, y se limita a igualar lo normal con lo “natural”. Lo normal se reduce entonces a “naturaleza” o a “armonía”, y consecuentemente lo anormal a “desvío” de la naturaleza o a desarmonía. Se trata de una distinción estética y moral.

Emile Durkheim, si bien no renuncia a la metáfora organicista, no se refiere a la sociedad como una totalidad armónica y unificada en la que no normal es lo antinatural, sino que considera la “pluralidad” propia de las especies y de las poblaciones, en una suerte de relativismo.Es posible calificar de patológico un hecho sólo en relación con una especie dada, pero no es posible definir en abstracto y de manera absoluta las condiciones de la salud y de la enfermedad. Así como cada especie tiene su propia salud ese principio es aplicable a la sociología. Es necesario no juzgar una institución, una práctica o una máxima moral como si fuesen malas o buenas en y por sí mismas, para todos los tipos sociales indistintamente. Además de variar las normas de salud para un individuo salvaje y otro civilizado, también se producen variaciones que se manifiestan regularmente en todas las especies, y están referidas a la edad.

Por lo tanto no puede afirmarse que un hecho es normal para una especie social dada sino en relación con una fase de su desarrollo; por consiguiente, para saber si tiene derecho a esta denominación, no basta observar en qué forma se presenta en la generalidad de las sociedades que pertenecen a esta especie, sino que además debe tomarse la precaución de considerar la fase correspondiente de su evolución.Lo normal posee, desde esta perspectiva, un carácter doble: es al mismo tiempo tipo y valor, y es ese carácter el que le confiere la capacidad de ser “normativo”, de ser la expresión de exigencias colectivas. Desde el momento en que lo normal es afirmado como un valor, la polaridad emerge casi de modo necesario; pues si algo es querido como un valor su contrario será rechazado como un disvalor. Cada uno parece precisar del otro para poder afirmarse. La patología precisa de lo normal en relación a lo cual se afirma como desvío, pero lo normal precisa de la existencia de su otro para afirmarse como un valor que merece ser perseguido.

Contemporáneamente a estos sociólogos, Adolphe Quetelet formuló el concepto de hombre medio. Hombre-medio como construcción abstracta de un individuo inexistente, que resulta del promedio de los atributos de los hombres. Este estadístico francés puede ser considerado el fundador de la biometría,2 que permitió elaborar la noción de que las características humanas pueden ser medidas y establecidas, de una vez y para siempre mediante un artificio matemático, como características normales del hombre.

Desde el punto de vista estadístico, un sujeto es un valor, que puede ser considerado normal por la ubicación que tiene dentro de un intervalo, donde están la mayoría de las observaciones realizadas. Este intervalo se grafica en lo que se denomina “Curva de Bell” o “Campana de Gauss”, que comprende, por ejemplo al 95% de las personas de ese universo, estableciendo los ‘umbrales de normalidad’ y la noción de ‘desvío’. Cada una de estas explicaciones tiene su vigencia en la actualidad, así, la normalidad es pensada desde un criterio estadístico, que se nombra como “lo común, lo de la mayoría, lo estándar, lo más frecuente, lo de todos (los normales), lo acostumbrado, el término medio”, que permite establecer parámetros de medición y modelos a alcanzar.

Lo normal también es entendido como una convención de la mayoría, y alude a personas que no tienen características diferentes (a esa mayoría). La norma define lo igual a Sí Mismo, y lo que pertenezca al ‘más allá’ de los límites, serán las minorías anormalizadas. Asimismo aparece en la definición de los límites de la normalidad y la anormalidad, un criterio de funcionalidad, de utilidad y de capacidad de adaptación a los desafíos y resolución de problemas de la vida cotidiana. Lo normal se asemeja a lo eficiente, lo competente y lo útil: un cuerpo normal se puede adaptar eficientemente a los requerimientos de la vida productiva.

El concepto refiere a un resabio eugenista3 que, presupone violencia y manipulación en su definición, a la vez que considera a la mayoría, como la totalidad –el todos como un todo homogéneo– cuya regularidad adquiere un valor prescriptivo: como son todos es como hay que ser, como se debe ser. Así, la norma estaría dada en la naturaleza y en este sentido esconde, bajo la apariencia descriptiva de la regularidad, la posibilidad de individualizar y comparar “el ser” con “el deber ser”.

Esta percepción de la norma como una ley de la naturaleza, que está dada por fuera de lo social, y que a la vez que nombra, constituye a los sujetos normales, genera una enorme dificultad para establecer quién define lo que es normal y convierte a éste en un concepto sin sujeto. Sin embargo, resulta necesario desentrañar cómo se realiza esa división entre lo normal y lo anormal, comprendiendo que precisamente en eso reside la esencia de la norma, en que no expresa una ley de la Naturaleza, sino una pura invención de los hombres.Alguna duda sobre la existencia de las normas se entremezcla entre esta eficaz naturalización, y transforma a éste en un concepto cuestionable -y veladamente cuestionado por los sujetos que lo enuncian- al que se refieren como “lo normal entre comillas”. Un término del que es posible pensar que se encomilla porque “hace ruido”, íntimamente molesta, esconde la sospecha de una violencia en la demarcación y clasificación de los sujetos. Encubre la sospecha de que esa violencia puede volverse contra uno mismo, -transformándonos en anormales- y ser ejercida sobre el propio cuerpo.

La normalidad se presenta, entonces, como una categoría de señalamiento de lo propio y lo impropio, en un intento eficaz de discernimiento, de marcación y demarcación, de clasificación, de separación entre Nosotros y los Otros.Lo que se establece estadísticamente, por frecuencia de aparición –la ‘inocente’ descripción de lo que es– adquiere el valor de norma, de patrón, de prescripción de cómo se debe ser. El sujeto normal es entonces un prototipo de aquel hombre medio imaginado por Quetelet, contra el que todos seremos medidos, evaluados, señalados y convenientemente clasificados.En este sentido, la normalidad refiere a las posibilidades de inscribirse en lo común, de obedecer las prescripciones sociales, y al establecer cómo se debe ser, establece conductas esperadas, relaciones esperadas, deseos esperados, amores esperados, odios esperados, aprendizajes esperados, hijos esperados, porque expresa la medida de todas las cosas: la normalidad es la medida del mundo. Nos encontramos así, con la dimensión productiva de las normas.

Normas que producen cuerpos a su medida, fabrican un tipo de sujetos ajustados a los límites, con unos modos específicos de hablar, de comportase, de percibir el mundo y de moverse en él, de sentir, de obedecer. Normas que fabrican sujetos útiles, productivos y capaces de adaptarse a los requerimientos de la inserción productiva en la vida social (en la vida normal). Todo aquello que no sigue esa norma es señalado, separado, castigado, expulsado a territorios de exclusión.Lo desconocido, lo diferente, es lo que es diferente a lo normal y desconocido para los normales, y es de éstos últimos de quienes no se habla. Tradicionalmente se ha dicho «de eso no se habla», refiriendo a lo anormal y eso oculta que lo realmente prohibido es hablar de la norma, no de su transgresión.Lo normal es lo que se puede dar por supuesto, por obvio, por conocido por todos, y por lo tanto, naturalizado. Por ello lo normal no produce ninguna interpelación, no perturba, no inquieta, y como su contracara, lo anormal interpela, perturba, inquieta produce temores, desequilibrio, incertidumbre. La transgresión, la desviación, la anormalidad son y han sido objetos de medición, de establecimiento de límites, de control, de corrección, de expulsión, de aislamiento.

Aquello que se ajusta a la norma, pasa desapercibido, sin llamar la atención de ‘los otros ojos (los ojos Unos)’, de las ‘otras conciencias (las conciencias Unas)’, sin convocar a quien evalúa, señala y clasifica. Lo que se desvía de la norma, se torna aberrante4 –precisamente por su desviación–, y se convierte en objeto de señalamiento.“La realidad es que nuestro mundo es un mundo en que la presencia de seres diferentes a los demás, diferentes a esos demás caracterizados por el espejismo de la normalidad, es vivida como una gran perturbación” (PEREZ de LARA. 2001 : 295)Lo normal establece entonces una frontera, porque la normalidad es LA MEDIDA, del tiempo y del espacio. Defender la frontera para que nadie se ubique en territorio equivocado, exige una práctica exhaustiva de examinación, por lo que se reserva a los expertos: médicos, psicopedagogos y psicólogos, entre otros profesionales.

Esta práctica de examen experto se objetiva en un diagnóstico experto y se transforma en una profecía, eliminando toda posibilidad de sorpresa, de asombro, conjurando lo inesperado y lo imprevisible y restringiendo las potencialidades creadoras de profesionales que con este sujeto se entrecrucen, que se verán limitados a intervenciones basadas precisa y exclusivamente en esos diagnósticos.Identificar, clasificar, encontrar el margen, dividir, separar, nombrar, diagnosticar, predecir, pronosticar, prescribir tratamiento; todas operaciones que se realizan sustentadas en la asimetría de poder existente entre un sujeto clasificador y un objeto sometido a clasificación, se encarnan respectivamente en los profesionales, los expertos, y el discapacitado, el paciente, y en ocasiones, su familia.

Asimetría que se refuerza con posterioridad al diagnóstico, en el tratamiento rehabilitatorio: a quien le sea diagnosticada la anormalidad, será sometido a controles expertos y a procedimientos médicos y pedagógicos, dirigidos a corregir la desviación (de la norma, de los límites). Quien porte diagnóstico de anormal deberá enfrentar el duro camino del retorno a la mismidad normal, convirtiéndose en objeto de intervención [de corrección] de los profesionales que deben hacerse cargo de la anormalidad.El sujeto ya no es tal, sino sólo un objeto, perderá su nombre, pasará a ser llamado por su déficit –el rengo, el sordo, el mongui, el “disca”- y podrá ser mirado, medido, evaluado, corregido y vuelto a corregir, derivado, sometido a tratamiento, medicado, internado, escondido, expulsado, “integrado”, controlado. Prácticas que esconden su sentido de protección de los normales frente al peligro de la anormalidad.Enjuiciar la normalidad

Establecer demarcaciones para distinguir lo Uno Mismo del “resto”; distinguir para protegernos, para no correr el riesgo de convertirnos en el Otro; protegernos para conservar(nos); tal el sentido de la noción de normalidad.¿Y si el Otro no estuviera ahí para confirmar nuestra propia normalidad, nuestra propia Mismidad? ¿Y si el Otro no estuviera ahí para salvarnos de pasar a ser parte “del resto”?Re-conocer al Otro [anormal] y permitir la existencia de otros espejos, que no reflejen la Mismidad exige volver a mirar, para entender que las normas son “sólo” una invención de la Modernidad para conservar el orden.Y atrevernos a cambiarlo.
Bibliografía-FOUCAULT, Michel. 2000. “Los Anormales”. Fondo de Cultura Económica. Buenos Aires.-MURILLO, Susana. 1997. “El discurso de Foucault: Estado, locura y anormalidad en la construcción del individuo moderno”. Oficina de publicaciones del CBC – Universidad de Buenos Aires. Buenos Aires.-PEREZ de LARA, Nuria. 1998. “La capacidad de ser sujeto. Más allá de las técnicas en educación especial”. LAERTES. Barcelona.-PEREZ DE LARA, Nuria. 2001. “Identidad, diferencia y diversidad: mantener viva la pregunta”. En: Larrosa y Skliar Comp. “Habitantes de Babel. Políticas y poéticas de la diferencia”. LAERTES. Barcelona. -SKLIAR, Carlos. 2002. “¿Y si el otro no estuviera ahí? Notas para una pedagogía (improbable) de la diferencia”. Escuela Marina Vilte –CTERA. Miño y Dávila Editores. Buenos Aires.-VEIGA NETO, Alfredo. 2001. “Incluir para excluir.” En: Larrosa y Skliar Comp. “Habitantes de Babel. Políticas y poéticas de la diferencia”. LAERTES. Barcelona.

1 GLS (gays, lesbianas y simpatizantes) es una denominación que utiliza VEIGA NETO para designar a aquellos que optan por prácticas sexuales y/o de género que no siguen las así llamadas “categorías normales”: masculina y femenina.2 Biometría refiere a la medición de todos los atributos físicos de las personas con el objetivo de su standarización3 Eugenesia: aplicación de las leyes biológicas de la herencia para mejorar la especie humana. Diccionario de la Lengua Española – Real Academia Española.4 Aberrante es definida por el diccionario como “desviación de lo conveniente o normal”. Diccionario Enciclopédico El Ateneo. *Licenciada en Servicio Social. Profesara Adjunta de la Cátedra Práctica Académica IV - Práctica Institucional - Facultad de Trabajo Social - UNER. Profesora Titular Seminario «Discapacidad» - Facultad de Trabajo Social - UNER. Directora del Proyecto «Discapacidad y Equiparación de Oportunidades» - Facultad de Trabajo Social - UNER. Asistente Social - Escuela Especial para Formación Laboral Nº 2111 - Santa Fe.

55 comentarios:

alba villarreal dijo...

creo que lo normal y lo anormal es un concepto para seguir ciertas reglas y asi llevar un orden de lo que se cree correcto y hacia donde podamos caminar, lo cierto es que no hay pensamiento igual todo es distinto que se llegue por diferente camino es otra cosa asi que lo que piense yo acerca de lo que es bueno talvez, para otros sea algo incorrecto,
Pienso que con todas estas ideas clasificatorias hacen de un mundo conflictivo invitan a querer ser lo que nos conviene, para simultaniamente ser aceptados por "los demas", pero es una idea absurda a mi parecer cada quein puede ser bueno en algo y en lo que crea que puede superarse como ser humano.Los falson iconos deben ser obsoletos para aquel que piense de manera universal y6 claro que tenga el don del tolerancia y respeto.
Para poder partir de que es normal y anormal en el mundo exterior primero debe analizarse uno y ayudarse uno para poder abarcar mas campos de moral.

ibeth villegas dijo...

entendi que la sociedad nos va etiquetando lo cual se me hace algo tonto ya que las personas se basan muchas veces en esto para tratarte pero bueno.
esto no deberia de ser asi pues todos tenemos los mismos derechos y obligaciones y pues hay que respetaru ayudar a quienes nos necesitan.

gaby dijo...

creo que en nuestra sociedad esta muy marcada la palabra anormal.. ya que esto desde mi punto de vista es etiquetar a las personas tan normales como nosotros pero con capacidades diferentes.
la palabra resto se me hace super despectivo porque desde mi punto de vista es como discriminar a las personas con capacidades diferentes y esto no se me hace justo ya que todos somos iguales y asi deberiamos tratarnos los uos a los otros para poder vivir en una mejor sociedad y en un mundo mejor

Cris Camargo 1°A Psicologia dijo...

Creo que el tema normal-anormal es muy conflictivo en cuanto a lo que es. Pero en si ¿que es normal o anormal?. Sí se plantea como algo no conocido o algo que simplemente no es bien visto por un individuo o una sociedad, tal vez se encuentre la explicacion. Yo no estoy de acuerdo en que cada cosa que no conoscamos, que no sepamos de eso sea algo "anormal", quiza solamente es diferente.
Talvez la idea de que cuando sucede algo asi, se requiere conocimientos medicos o patologicos, porque si, en ocaciones es necesario; pero tambien hay que ver por esas situaciones y ayudar a que no se aga tanto prejuicio o discriminacion. Porque de todo esto se derivan muchas cosas; como el rechazo a personas con capacidades diferentes , a los GLS, a lo que es diferente, pero diferente en que forma, si a fin de cuentas cada quien es como quiere ser y se siente agusto. No nadamas por una preferencia sexual ya tiene que ser alguien de otro planeta o no tanto asi, pero si no muy bien aceptado por una sociedad. Creo que aqui entra el gran debate del "ser" y "deber ser".
Tampoco es muy de mi agrado la palabra el "resto", porque sea como sea, estaria bien ir quitando esos prejuicios, esa costumbre de juzgar, de etiquetar cuando ni siquiera se sabe todo lo que trae esa persona arrastrando detras de ella...

Agustín Rosillo Ramírez dijo...

La normalidad la han creado las personas dedicadas al estudio del ser humano para llevar un control de lo que esta bien o mal y como resultado se a dado la anormalidad , la palabra anormal generalmente se utiliza para persona sobre todo con discapacidades físicas y mentales, persona que están muy debajo de lo “normal”, personas torpes, tontas, retrasados mentales, con alguna mutación en su cuerpo, pero también se refiere alas personas mas allá del nivel normal, súper dotados, niños genio, etc.. Y los vemos con mayor aceptación que los “otros” pues su anormalidad puede ser de beneficio para nosotros en vez de perjudicarnos, pero también son discriminados. Pero estas pero estas clasificaciones no solo se limitan a lo físico y a lo intelectual o psicológico, sino, también a lo social, pues personas que actúen distintas en un grupo social determinado son rechazados y obligados a seguir las normas para ser aceptados, y con los normales no hay ningún problema pues aceptan todo su entorno de forma que no tengan problemas con la sociedad y no ser discriminado.

Agustín Rosillo Ramírez dijo...

Sin embargo que seria de nuestra historia como cultura mundial sino fuera por los “anormales” que se atrevieron y decidieron a hacer algo diferente, algo para cambiar el monótono mundo en el que vivían, algo para transcender y no seguir en la normalidad, aunque las normas se hicieron para romperse, se hicieron para saber como romper el esquema, saber que hace falta, o que sobra para poder seguir siendo “normales”.

sussie dijo...

Bien pues para comenzar a hablar hacerca de esto creo yo que todos somos anormales unos mas, otros menos y al fin de cuentas la tolerancia es lo que vale aqui, ya seamos anormales por pertenecer a un grupo sociocultural ( punks, skates, darks, metaleros, raivers), como pertenecer a tu identidad sexual ( heterosexual, gays, lesbianas, bisexuales) o una discapacidad ( ciegos, sordos, simdromes) o una enfermedad ( sida, cancer, diabetes) o por que no tambien a tu "estatus" social, y nunca vemos que yo para mi soy el yo es el otro y para el otro es el y yo el otro.
lo normal o lo anormal es para mi relativo ya que hay muchas posturas para esto por que la vida es variable y constante a la vez, y no estoy de acuerdo con eso de que el normal es eficiente, competente y util, ya que igual que los animales hay diversidad y no por eso deben ser normales o anormales, quien busca un mundo normal que comienze a hacer uniforme para todo el mundo, hablando de las normas tal vez me vea un poco contradictoria en esto es bueno tener normas y repetarlas en los lugares que se requiere por respeto a ti y a las personas a tu alrededor, sin embargo la tolerancia ante todo es lo mejor por que no sabes las vueltas que te tiene la vida hoy puedes ser normal mañana tal vez no. empezar a respetarce uno como persona con tus ideales y repetar a todos como quieres que te respeten a ti.

vive y deja vivir, que no?

sussie

José Luis Centeno Malagón 1°A dijo...

La anormalidad tiene diversas acepciones. En el artículo se define como aquello que no responde a la norma. Buscando otra definición encontré que anormal es aquello que se halla fuera de su natural estado o de las condiciones que le son inherentes. También se menciona que anormal es la persona cuyo desarrollo físico o intelectual es inferior al que corresponde a su edad. Según estas definiciones la anormalidad proviene de fallas en la naturaleza de las cosas, pero en realidad, y como se menciona en el trabajo, el concepto de anormalidad es un producto sociocultural.
Su contrario, la normalidad es un concepto que permite establecer demarcaciones entre lo uno mismo y lo otro, y se considera como anormales al resto de personas que no son nosotros.
De esta manera la anormalidad aparece como una construcción hecha para justificar nuestra supuesta normalidad.
Creo que la normalidad también es un concepto hecho por las mayorías, por grupos de personas que comparten ciertas características, y que precisamente por ser mayoría, consideran que su forma de ser es lo normal, y aquello que no se adecue a lo que ellos son o que no se les parezca es tomado por anormal.
Sin embargo, no somos capaces de darnos cuenta que a la vez que yo me considero normal, aquel a quien llamamos anormal igualmente puede creer que él es el normal; entonces la normalidad es un término muy ambiguo y relativo.
Generalmente se relaciona la discapacidad con la anormalidad, y la discapacidad es entonces una categoría social y política, que impone limitaciones a los sujetos que presentan algún déficit. Con respecto a esto que se menciona en el artículo, creo que las personas que tienen una discapacidad, pues sí son diferentes a nosotros, pero no anormales, porque por naturaleza son así y ese es su estado natural, así como mi estado natural es ser “normal”. Además, por su discapacidad tendemos a relegar a estas personas y discriminarlas, lo que pienso que es reprobable, pues sólo tienen capacidades diferentes.
Se dice que el concepto de la normalidad es una invención de la Modernidad, con lo que no estoy totalmente de acuerdo, pues considero que siempre el hombre en la búsqueda de su identidad, ha construido primero lo que no es, lo anormal, para después entender lo que es él.
Generalmente buscamos o pensamos que el anormal es quien debe adaptarse a nuestra normalidad, pero creo que debemos ponernos en su lugar y entender su forma de vida y de ser, por que esto no sólo nos va a permitir ampliar nuestra perspectiva del mundo, sino comprender mejor y entender a los demás, y saber que nadie tiene que ser como soy yo.
También el concepto de normalidad ha servido a los intereses del Estado, pues fabrica sujetos útiles y productivos, que generen recursos para la vida social.
Finalmente, me gustaría hablar de la frase que está en el artículo y que dice que: “La realidad es que nuestro mundo es un mundo en que la presencia de seres diferentes a los demás, diferentes a esos demás caracterizados por el espejismo de la normalidad, es vivida como una gran perturbación”. La normalidad es entonces una medida de de lo que hay que ser. Más si bien coincido en que la normalidad tiene este significado, pienso que debemos entender que el mundo está compuesto por varias realidades, y que al preguntarnos por el otro, debemos entenderlo en función de su contexto y estar conscientes de que puede ser tan normal como lo soy yo, que sus diferencias conmigo y con la mayoría no lo hacen objeto de discriminación ni de corrección.

Anónimo dijo...

magali del carmen medina hernandez 1º"A"

lo que mas nos marca este articulo son las diferenciaciones entre lo "anormal", lo "normal" y el "resto" en mi opinion es muy absurdo el clasificar a las personas por la simple razon de que una persona elige ser como es y no todos somos un alma de dios como para darnos el lujo de etiquetar a las personas.
nos dice que hay reglas ue nos va marcando un cierto camino pero que no todas las personas siguen y me parece correcto pro que asi cada uno se va formando un juicio

Judith Stefany Romero dijo...

El articulo hace alusion a lo anormal y normal, lo cual para mi es clasificar y etiquetar a la gente con los prejuicios de la sociedad, ademas todas las personas desde mi punto de vista somos diferentes, ninguno tiene un clon y siempre vamos a ser percibidos como raros o anormales por personas que son contrarios a nosotros o no estan de acuerdo con nuestra forma de pensar o de ser. Pero debemos de ser tolerantes ya que existen muchas clasificaciones y prejuicios que van desde nuestro estatus, edad, fisico o hasta nuestra religion o sexualidad. Llamamos normales a quienes son mas afines a nosotros y a los demas anormales, sinembargo reitero que debemos de ser tolerantes con todos.

sandra lavalle 1°a dijo...

Creo que somos presas de varias trampas al hablar o relacionarnos con otros, y esto se ve claramente reflejado en la distincion que hacemos entre los que son diferentes a mi, los que no son normales como yo.Se ve claramente la necesidad que tenemos de sentirnos especiales, pertenecientes a un grupo, a la "media",nos hem0s acostumbrado a hacer a un lado a los que son diferentes, a opacarlos, a excluirlos,y es por eso que "conviene mas ser como todos" yo creo que es importante darnos cuenta de esto y despertar, no dejarnos manipular tanto.

Romina González Morales dijo...

Es muy complicado este tema, pero estoy de acuerdo con una parte del texto que dice que lo anormal y normal es pura invención del hombre. Es muy fácil decir que porque la mayoría tiene ciertas características es normal, pero si alguien tiene una característica diferente es anormal. ¿Y si fuera al contrario? tal vez todos somos "anormales" son los que estan bien y los "normales" son los que son diferentes. De cierta forma todos somos anormales, todos somos diferentes.
No estoy de acuerdo con la discriminación hacia lo que la sociedad considera "anormal". Es como decir que algo esta bien y algo esta mal, pero yo opnino que no existe eso, solo existen maneras diferentes.
El término anormal cae en lo ofensivo, pero creo que si ser anormal es ser especial o diferente, muchas personas quisieramos serlo.

aLeJaNdRa gArCiA dijo...

PuEs lA PaLaBrA AnOrMaL Es ViStO De dIfErEnTeS PuNtOs dE ViStA, Por QuE PuEs nO ToDoS PeNsAmOs iGuAl pOr eSo sOmO InDiViDuOs Y pUeS PaRa mI Lo qUe pUeDe sR NoRmAl pArA OtROs pUeDe sEr aNoRmAl eNtOnCeS CoMo cOnClUsIoN Ia nO Se sAbE QuE Es nOrMaL Ni qUe eS AnOrMaL En eStOs tIemPoS, TaN SoLo FuE UnA InVeNsIoN DeL HoMbRe pArA TeNeR Un cOnTrOIl eN La sOcIeDaD Y QuIeN LaS RoMpA sErA RePrImIdO.

Ana Cecilia Aguilera Alvarez dijo...

La palabra normal surge como una forma de identificacion personal para dar pertenencia a un grupo mayoritario en la sociedad. Es curioso el pensamiento humano, a la vez que busca diferenciarse de la mayoria siempre esta buscando la aceptación de todos y la pertencia a cierto grupo. Eso me recuerda a muchas culturas que se hacen llamar darks, emos o gothics: visten distinto a la sociedad y tratan de pensar de otra manera, pero en sí buscan la aceptacion y la compañia del grupo al que suponen pertenecen.
Cada individuo se siente normal, mientras que puede ser considerado por otros como anormal y así mismo, esos que llaman de anormal a otros pueden ser en si los anormales. Todo de acuerdo al ambiente en el que se vive o en la forma en que es vista la sociedad.
Muchas veces nuestra familia, base de toda la sociedad, nos hace clasificar a la demas personas sobre estos aspectos. Asi es que, de esta manera, diferenciamos perfectamente al ser que consideramos normal o al que se dice anormal.
Esto muchas veces nos hace caer en la discriminación o en el rechazo de ciertas personas. Sin embargo, cada persona merece su lugar y su trato aun dependiendo de nuestros perjuicios o nuestra cosmovision.

Anónimo dijo...

anormal: quien se desvia de las normas o fuera de lo comun
normal:quien se ubica en las normas de una sociedad o grupo.
desde mi punto de vista considero que los dos conceptos estan regidos pir una sociedad , es decir dependiendo del contexto donde nos encontremos ubicados y por las normas que se rigan en este lugar seremos jusgados por nuestro comportamiento lo que puede ser normal en un medio cultural en otro puede ser anormal.
cada sociedad tiene normas limites y quien las rompe puede ser cuestionado, clasificado, señalado esteriotipado.


maria teresa estrad contreras 1"a"

Anónimo dijo...

BUENO ESTE TEMA ES UN POCO SENCILLO Y COMPLICADO A LA VEZ, YA QUE ESTAS DOS PALABRAS "NORMAL" Y "ANORMAL" PODRIAN VARIAR MUCHO.

EN LA ACTUALIDAD EN NUESTRA SOCIEDAD LLAMAMOS NORMAL A LAS PERSONAS QUE ESTAN DENTRO DE NUESTRO RANGO Y QUE PUEDEN ESTAR DE ACUERDO CON NUESTRA MANERA DE PENSAR Y ACTUAR; CASO CONTRARIO LAS PERSONAS QUE NO ESTAN DE ACUERDO CON NOSOTROS Y QUE TIENEN UNA VISION DISTINTA A LA QUE NOSOTROS TENEMOS LAS LLAMAMOS ANORMAL...

EN LO PERSONAL CREO QUE ENTONCES TODA LA SOCIEDAD SERIA ANORMAL PORQUE CADA QUIEN TIENE SU PROPIA VISION SOBRE LAS COSAS; PERO PUES MAS BIEN SIENTO QUE LO MEJOR SERIA QUE EN VEZ DE ESTAR JUZGANDO A LOS DEMAS Y CUESTIONANDOLOS E INCLUSIVE TRATANDO DE CAMBIARLOS DEBERIAMOS TRATAR DE ENTENDER Y APRENDER UNOS DE OTROS POR QUE COMO MENCIONABAMOS EN EL ARTICULO ANTERIOR LA VIDA SIEMPRE ES UN CONSTANTE APRENDIZAJE Y PUES CONSIDERO QUE LO MEJOR SERIA TRATAR DE TENER UNA VISON MAS AMPLIA DE LAS COSAS Y NO CERRARNOS O LIMITARNOS Y DE CIERTA MANERA SER EGOCENTRICOS Y SOLO VER LO QUE NOSOTROS QUEREMOS.

Anónimo dijo...

oye ferrer el comentario anterior tambien es mio CESAR LOPEZ RAMIREZ 1ºA...

riccardo herrera dijo...

yo creo k es muy dificil saber k es lo normal y k es lo anormal xk cada persona es diferenet y tiene diferentes formas de ver las cosas y lo k puede ser normal para alguien puede ser anormal para otros

riccardo herrera 1ºa

Anónimo dijo...

lo normal es aquello que sigue las reglas, lo comun que sigue lo que se lleva tradicionalmente en cambio la anormalidad es lo contrario no sigue con las normas que se tienen planteadas y por lo tanto aquello que no sigue la norma es "castigado" entre comillas ya que yo opino que no siempre uno debe de dejarse solamente llevar por lo que dicen las demas personas y dejarse o impresionarse por el que diran o pasara y pienso qu en ocasiones si seguria lo anormal ya que asi puede ver un concepto diferente de los que tienen los demas.

Karla Susana martinez mancera 1ª A

victoria margarita alejo gonzalez dijo...

"El mundo es delicioso por su diversidad". El termino de normalidad surgio con el propocito de homogeneizar una sociedad que se quiere guiar en base a lo correcto, lo propio lo que debe ser aceptado,lo que "natural", marcando, señalando y tristemente clasificando y evaluando lo que no sigue con sus patrones de lo que debe ser, dejando a la vista, y encacillando a un sector poblacional, tambien con derechos, inquietudes, pensamientos, deseos, que tal vez por un defecto fisico, una diferencia de pensamiento, una corriente distinte, otra preferencia sexual, siendo asi evaluados por un patron que rige un cierto rango de normalidad ya preestablecida o medida dentre de algo llamado HOMBRE - MEDIO, entonces todo esto se traduce a una ignorancia humana, a una patetica forma de pensar, me parece muy triste medir hasta donde debe llegar la normalidad, aunque sea con el fin de tener una sociedad estable, bien forjada, lineal y con un funcionamiento adecuado para todos los integrantes de la misma sociedad, esto al contrario puede producir un sin numero de conflictos sociales sociales, pues a eso se le llama DISCRIMINACION, termino que tal vez por la epoca no se le conceptualizaba de esa manera.
Nunca una sociedad se va a regir por un patron lineal, al contrario deacuerdo a la modernidad de nuestros tiempos actuales se procrearan una serie de acepciones sociales tremendas, es decir la diversidad dia con dia sera mayor, claro ejemplo son las tribus urbanas, todo el mundo debe expresar lo que siente, no seguir un patron, que oprima nuestras ganas de ser nosotros mismos, ni mucho menos por tener un defecto fisico, sentirnos excluidos, o como una sombra de la sociedad.

diana jilote fiscal dijo...

Yo creo que a veces no sabemos distinguir muy bien lo que es anormal y lo que normal ya que nosotros podemos pensar en una cosa y a lo mejor eso no es. Hay veces que no le damos gusto a las personas y somos jusgados por nuestros comportamientos, yo pienso que deberiamos de ser como somos y no cambiar solo porque a otras personas no les paresca de todos modos nunca les daremos gusto.

Diana Guadalupe Jilote Fiscal 1"A"

Anónimo dijo...

creo que la sociedad no nos a dado los parametros correctos para poder opinar sobre lo que es norma con lo anormal podemos llegar a creer k lo anormal es lo normal pero al final cada persona tendra su propia definicion de lo que es normal y de lo que anormal.
gaby MTZ.

Diana dijo...

No estoy deacuerdo con esto de lo normal y lo anormal, porque ¿Quién sabe que es lo normal y que lo anormal? nadie lo sabe, ya que el ser humano se a encargado de clasificarlo segun a su conveniencia. o ¿A caso vino alguien que verdaderamenet conociera esto y nos lo dijo? pues no!!no vino nadie.
Yo creo que todo esto es solo una manera en la que se puede dominar a las personas, es decir una manera en que la scociedad domina el comportamiento de las personas. Ya que nos obliga hasta cierto punto a comportarnos de cierta manera, porque de lo contrario vamos a ir encontra de las reglas y por consiguiente la mayoría de las personas nos juzgaran y es cuando surge lo anormal.

Todo esto es una discrimanación de las personas que la sociedad hace y está mal, porque a esta solo le interesa el comportamiento y no toma en cuenta que eso puede llegar a generar problemas emocionales y por consiguiente se van a generar diferentes grupos de personas y al crearse estos ya van a ser anormales para al sociedad.

yo creo que todos somos libres y no merecemos que la sociedad nos cuelgue etiquetas y nos vaya clasificando, al final de cuentas todos somos iguales, tenemso algunas diferencias pero eso es lo que hace propio a la persona, es algo caracteristico, pero no por ello significa que está mal.
Nosotros tambien debemos de ir quitando eso de normal y anormal, hay que dejar de etiquetar a las personas. Somos libres de ser como queramos y no tomar en cuenta loq ue diga la gente, ya que nadie esperfecto, absolutamente nadie.

Diana Susan aRamírez Patiño
1 ° "B"

Anónimo dijo...

yo creo que lo normal y lo anormal simplemente no existe, creo que existen diferencias, pero esas palabras se me haces como despectivas ya que nadie puede poner un standar, pues este puede variar dependiendo el medio social en el que se encuentran o el tiempo en el que se desarrolla, es decir, para los mayas era algo hermoso el que los niños tuvieran estrabismos, ahora hoy en dia, ¿cuantas mamás les ponen la gotita de cera en la frente para que los niños esten "bizcos" ninguna, ¿ahora si son llamados ellos anormales?. aqui lo plantea en una parte como que son lo que no aportan nada a la sociedad, pero yo digo, que no son más los "discapacitados" (yo no los llamaría asi si no mas bien con capacidades DIFERENTES)quienes se han llevado más medallas en los juegos que por cierto son "paraolimpicos"? entonces tendríanmos que preguntarlos el por que separarlos o saber si los creadores de test de normalidad" son "normales" por que entonces estariamos mal todos o no?

claudia sofia saavedra medina 1°B"

kAren dijo...

Creo que no podemos clasificicar si algo es normal o anormal, es muy subjetivo y relactivo a la vez, no puedes poner e un parametro variables que no podriamos tener respuesta alguna. Lo que para mi es normal, tal vez para tí no lo es, tenemos normas dentro de la sociedad, estan van a regir nuestra vida y nuestra convivencia social, pero al igual, muchas personas lo respetan y otras no,las segunas tal vez no lo hacen por que no entra dento de su parametro de normalidad. La sociedad suele etiquetar a personas con capacidades diferentes, no entran en "su normalidad" esto es slgo de bastador y denigrante, debemos de tener tolerancia con todos nuestros semejantes, sean como sean.

luis velazquez dijo...

En cuanto a lo anormal, en mi punto de vista, estoy en contra del autor porque simplemente hacer lo que todo el mundo hace no es siempre lo más correcto, aunque eso te haga sentir menos culpable o tan solo que te haga pensar que tomaste una buena desición.

Esa cultura del uno mismo y el otro es muy marcada en la sociedad y es por eso que parece ser hasta importante y es por eso que como dice el artículo, la discapacidad se ve como una "retórica cultural".
También se considera como anormal lo imperfecto pero en sí no se puede partir de algo en particular para considerar que ese algo es imperfecto.

luz sanchez dijo...

Creo que no debemos de etiquetar a nadie, ni mucho menos decir si es anormal o normal, ya que hay una diversidad de vulturas y opiniones diferentes,todos somos diferentes e alguna u otra manera, cada quien tiene una forma de vida, de gustos, de placeres, de nececidades, debemos respetar las desiciones de cada quién y no criticarlos ni hacerlos menos por sus intereses, ya que podemos aprender mucho de cada persona. no hay que discriminar a la gente por tener ideas diferentes a las nuestras,sino comprenderlos y aceptarlos sin tener prejuicios, aceptarlos tal y como son. ya que lo que es normal para mi, para muchos no lo será nunca y biceversa.

georgina rodriguez dijo...

yo creo que el ser humano es elitista por naturalez, porque cada quien busca lo que le agrada y aleja lo que le disgusta. Y cuando algo es extraño, la naturaleza del ser humano hace que le tema. y por ende socialmmente siempre separan a quien es diferente, lo cual considero una actitud erronea. Pero asi es la sociedad.

Jimena Lozano Díaz dijo...

En este ariculo de otro anormal, no estoy muy diacuerdo con el autor, ya que no hacer lo que los demas hace quiere decir que sea lo correcto.
Habla el articulo habla sobre el uno mismo y el otro que es algoque se ve actualmente en nuestra sociedad.

Tambien menciona que la discapacidad se ve como una retorica cultural.

Tambien considera como anormal lo imprefecto, lo cual no puede partir de algo paricular para llamarlo imperfecto.
y dice que la normalidad es la medidad del mundo

Anónimo dijo...

en este articulo de el otro anormal como el titulo nos dice, nos habla de aquello que es normal y lo que es anormal. nos habla de los discapacitados y estoy totalmene de acuerdo con que es una limitacion social ya que sufren de muchisima discriminacion al no ser "normales".
me gusto el articulo porque me hizo ver cosas que la verdad no me habia puesto a pensar en como se veia la normalidad ante la sociedad y no sabia que ya habia sido estudiada.la verdad no creo que la normalidad exista porque es cuestion de la perspectiva desde la cual veas las cosas por ejemplo para mi es normal comer 3 veces al dia todos los dias pero para aquellos que no tienen los recursos lo normal es comer 1 vez al dia, me gusto la parte en donde dice que la normalidad es algo que nos controla, moraliza y corrige ya que al final de cuentas lo normal es lo natural y si alguien se sale de lo normal como alguno de los grupos que hay en la sociedad se les dice anormales y causan un impacto super fuerte en la sociedad porque esta no está acostumbrada a ellos y como se salen de lo normal se les señala y perturba.
la curva de bell es una grafica y establece el nivel de normalidad y el de desvio.
la normalidad son normas que nosotros mismos vamos creando y en base a ellas vamos fijando lo que es propio y lo que no.

andrea ortega garza
1°b psicologia

Anónimo dijo...

Este articulo que lleva por nombre, "el otro anormal" mas que nada nos hace alusion a lo anormal y normal. Lo cual en lo personal, kreo que es clasificar y etiquetar a la gente con diferentes prejuicios de la sociedad que conformamos todos juntos. pienso que todas las personas somos diferentes, nadie es igual que otro, no existe.. y siempre vamos a ser percibidos como raros o anormales por personas que son contrarios a nosotros o no estan de acuerdo con nuestra forma de pensar o nuestra forma de ver la vida.
Pero debemos de aprender a ser tolerantes ya que existen muchas clasificaciones y prejuicios que van desde nuestro estatus, edad, nuestro fisico, nuestra religion o en casos intensos nuestra sexualidad. Las personas llamamos, personas normales a quienes son mas afines a nosotros y a los demas anormales, por que no tienen mucho que ver cn nosotros.
en resumen, kreo que todos debemos aprender a tolerar y a ver a la gente como es no como kieres que sea, pork si no ahi comienza una clasificacion de normal y anormal.

aTTe: Armado Moreno Gasca 1°B

Anónimo dijo...

Este artículo me pareció muny interesante, ya que hace una refelxión acerca de un suceso que ocurre frecunetemente dentro de nuestra sociedad. Anormalidad y normalidad. Considero que es un buen tema a tratar, principalemte por el hecho de saber cuales son los parámetros que establece la sociedad para denominara a alguien "normal" y "anormal".
Aunque es cierto que todas las persons somo diferentes y que las que nos encontramos dentro del grupo de "normales" debemos de hacer todo lo posible por respetar y entender a las personas que son consideradas "anormales" pues nosotros no sabemos cual es su situación o que fue lo que originó que ellas tengan algunas diferencias y no sean consideradas "normales".

GLORIA KARINA RICO ORTEGA 1° "B"

Anónimo dijo...

Lo anormal y normal son dos conceptos que la sociedad misma a creado, y en base a lo que leí pude obsevar que lo hacen para sentir seguridad.
Creo que todos deberiamos tratarnos con respeto, sin embargo en la sociedad en la que vivimos las personas que tiene capacidades diferentes segun nuestros criterios la discriminamos creyendonos mejor que ellos, sin embargo olviadamos que aunque tal vez tengan ciertas limites fisicos pueden adaptarse al medio y desarrollar habilidades que lo haran compentente.

BIANCA KAREN RIVERA TIRADO 1"B"

Anónimo dijo...

Pienso que es cierto el hecho de que muchas definiciones y conceptos sean producto de categorías sociales, estos conceptos e ideología dependen de los procesos en el contexto histórico, cultural y social en el que se desarrollan.
Y no creo que sea posible definir a ciencia cierta el concepto de "normal", ya que cada individuo tiene muchas diferencias respecto de los otros y la normalidad también es algo subjetivo.
Sin embargo, estos términos pueden ser usados cuando una sociedad tiene la misma ideología de lo que se quiere decir en estos sentidos.

KARINA HUERTA ORTÍZ
1ro "A" PSICOLOGÍA

Anónimo dijo...

Pienso que es cierto el hecho de que muchas definiciones y conceptos sean producto de categorías sociales, estos conceptos e ideología dependen de los procesos en el contexto histórico, cultural y social en el que se desarrollan.
Y no creo que sea posible definir a ciencia cierta el concepto de "ANORMAL", ya que cada individuo tiene muchas diferencias respecto de los otros y la "NORMALIDAD" también es algo subjetivo.
Sin embargo, estos términos pueden ser usados cuando una sociedad tiene la misma ideología de lo que se quiere decir en estos sentidos.

KARINA HUERTA ORTÍZ
1ro "A" PSICOLOGÍA

Paulina Velazquez 1º "B" psicología dijo...

bueno en cuanto a lo que menciona el autor de las diferencias entre unas personas y otras esta bien planteado, lo unico que no me parece correcto es la forma en la cual los define como anormales o que no se pueden adaptar en la vida social (lo que el llama la vida normal, y si es cierto que nosotros muchas veces como sociedad nos atrevemos a jusgar a las demas personas que son difernetes a nosotros porque creemos que nuestra idea esta bien y por consiguiente nuestra vida, pero no es del todo cierto simplemente a mi punto de vista todos debemos aceptarnos y aceptar a las personas que nos rodean sin hacer discriminación por el simple hecho de no ser iguales a nosotros, algunas veces ellos no eligen ser asi como los discapacitados o los gay(geneticamente así)

Paulina Velazquez 1º"B" psicología

Anónimo dijo...

se menciona que anormal es la persona cuyo desarrollo físico o intelectual es inferior al que corresponde a su edad.Creo que en la sociedad siempre se esta etiquetando a las personas porque creen que de alguna forma no son normales pero puede ser que a esa persona que estas etiquetando puede ser mas normal que nosotros y que solo la vemos diferente porque tiene capacidades superiores a las nuestras.

lupita campos
1°"A" psicologia

Anónimo dijo...

Generalmente se relaciona la discapacidad con la anormalidad, y la discapacidad es entonces una categoría social y política. Con respecto a esto que se menciona en el artículo, creo que las personas que tienen una discapacidad, pues sí son diferentes a nosotros, pero no anormales, porque por naturaleza son así y ese es su estado natural, así como mi estado natural es ser “normal”. Generalmente buscamos o pensamos que el anormal es quien debe adaptarse a nuestra normalidad, pero creo que debemos ponernos en su lugar y entender su forma de vida y de ser.

Bera gallegos Díaz 1ero.psicología
bera.gallegos87@hotmail.es

Anónimo dijo...

creo que lo normal y lo anormal es un concepto para seguir ciertas reglas. Anormal que no responde a la norma. El de normalidad es un concepto que permite establecer demarcaciones entre lo Uno Mismo y lo Otro En consecuencia, el autor aconseja parecerse más al Hombre Medio que a uno mismo. en conclusion la sociedad siempre clasifica en normal y anormal
en cuanto al desarrollo físico en la sociedad siempre se esta etiquetando a las personas porque creen que de alguna forma no son normales. solo los vemos de forma distina por que son diferentes a nosotros. pero devemos de aprender a aceptarlas..

Denisee Bernal Landin 1-A::::

Anónimo dijo...

MICHELLE AZAAREL HERNANDEZ NIÑO
1° "A" PSICOLOGIA

Yo creo k si tu consideras lo que se tiene que ver con lo normal y lo anormal siempre en una sociedad se le hacepta mas a lo normal o a lo que siempre esta ahi y a lo anormal se le rechaza y se le hace a un lado yo pienso que tenemos que aprender a convivir entre nosotros y ser mas sutiles en ese aspecto.

Anónimo dijo...

Decimos que algo es anormal cuando se sale de los estandares que la sociedad nos ha puesto. Pero si lo vemos de un punto individualista todos somos anormales y esto lo decimos por el hecho de que todos somos diferentes, no hay personas iguales asi es que no hay nadie normal.

Pero la sociedad ha puesto esos rangos para llevar una convivencia lo mas pacifica que se pueda pero, esto es a costa de las minorias (discapacitados, pobres, deformes...) y como en toda sociedad "avanzada" lo importante es la mayoria y mientras esta se encuentre de acuerdo las cabezas de las minorias tienen que rodar.

AlEjAnDrA dijo...

El otro anormal nos muestra como es que si existe la anormalidad porque es difernete a ls que se establece como un molde en el que nos estamos basando y partimos de este para poder hacer una distici´pn y por consecuencia decir si es anormal o es normal.
Las enfermedades en las personas son anormales, por ejemplo la ceguera, o la deficiencias como son el no contar con algún miembro del cuerpo.
Podriamos pensar que el decir que alguien es anormal se nos vienen a la mente un tipo de descriminacion, pero siendo la realidad es que si existe aunque sea considerado de esa manera.
Alejandra Mancera 1 B

Anónimo dijo...

lo normal y anormal son dos aspectos que nos pone la sociedad normalidad es un concepto que permite establecer demarcaciones entre Uno Mismo y lo Otro, esto nos habla en tanto de que su definicion va enfocada a seguir unas reglas en la sociedad pues es lo que nos impone lo que es normal y anormal.

Eugenia Gómez Pérez 1 "A"

Anónimo dijo...

creo que la palabra o el concepto de anormal si es en muchos sentidos, una forma de hacer sentir menos a las parsonas o de tener una actitud de superioridad, aunque en esencia la sociedad entiende por anormales a las personas que van en contra de la sociedad, muchas veces tambien se utiliza de maanera inadecuada y dandole un sentido de control sobre los demas.
creo que el concepto es adecuado pero la forma en que los miembros de la sociedad lo utilizan no....

israel roberto rivera lopez
1°B psicologia

Anónimo dijo...

La normalidad es un término empleado muy a menudo, y yo, podría apostar cualquier cosas a que todos y cada uno de nosotros la hemos empleado al menos en una ocación.

y, después de todo, qué es lo que delimita lo normal y lo separa de lo anormal, qué es lo qué nos hace ver lo anormal como tal y no solo como un punto de vista, un aspecto, una actitud o una opinión diferente.
La respuesta puede ser claramente determinante, y podemos hallarla prestando una eficáz atención en lo que día a día nos rodea y nos moldea. Es decir, la sociedad a la que somos pertenecientes, pues, recordemos que es esta quién nos pone una especie de "malla" delimitanto las actitudes adecuadas, y por tanto normales, y las no adecuadas, y por tanto anormales, esas que son representadas por cierto número de personas, e incluso quizá a veces por uno mismo, pero, algún gesto o alguna actitud de desagrado nos habrán hecho desistir de ello.

Daniela Serrano
1°B

Anónimo dijo...

anormal.... mmmmm si se puede utilizar esa ´palabra para lo q no estamos acostumbrados a ver, eso seria "anormal" para nosotros, las personas segun "normales" como nosotros pero si nos ponemos, y la verdad es q no se yo bien lqa diferencia una d otra, tendre una idea x lo que la gente me kiere dar a enteder, pero no se si lo q ellos saben es cierto. Lo unico que si se es que yo decidire cuando emplear esa termino y con quien :) atte: Silvia Pulido, Psicologia 1°b

Anónimo dijo...

bueno la discucion del siglo que es normal y que no ?
lo normal se define como lo comun, lo correcto, lo de la mayoria, lo medio. lo basico y por lo tanto lo anormal es todo lo contrario lo que se sale del estandar, lo de las minorias lo socialmente incorrecto
ahora bien en realidad lo normal es lo correcto?
es dificil dar una respuesta si lo piensas bien ya que no es posible saber si lo que hacemos es correcto sin una comparacion de lo que hacen los otros, y si nos puede pareser que ellos estan mal y nosotros bien pero esto no seria objetivo por que es obvio que creamos esto por que asi nos han formado.
entonces la normalidad existe o no?
pues viendolo como un estandar establesido por la mayoria claro que si existe, ya que lo dice la mayoria es con lo que nos quedamos
y se excluye de una manera pues no discriminatoria si no estanarizada a la minoria
pero es entonces malop ser anormal
yo creo que lo normal se sobre estima, las pèrsonas anormales son las que sobresalen para bien o para mal y son las que cambian de igual forma el mundo .
entonces concluyo que ser anormal es mejor que ser un simple medio en una estadistica que te refleja solo como un numero.

jose trinidad yañez
psicologia 1º "b"

eugenia macias dijo...

Bueno creo es dificil poder definir en si que es anormal y que es normal, lo que si se esque la mayoria de las personas pensamos que todo lo normal es todo lo comun que una ser humano hace, y ya comete un pequeño error, o hace algo que no es muy comun ver en la sociedad y ya decimos que es anormal. La normalidad básicamente es lo que no permite diferenciarnos de uno mismo y el otro los cuerpos, la mente, la forma de expresarnos, de comportarnos también nos hacen diferentes de los demás, o bien la discapacidad ya que es una categoría social, que no permite la interrelacion con las demás personas, y lo anormal casi siempre lo vemos como una síntesis que permanece y queda señalado como loco o raro.

Humberto Aguilar 1A dijo...

La sociedad llama normal al promedio, ala mayoria, entonces las minorias serian anormales, pero qesto no significa que sean malas sino diferentes.

Jimena Lozano Díaz dijo...

En este ariculo de otro anormal, no estoy muy diacuerdo con el autor, ya que no hacer lo que los demas hace quiere decir que sea lo correcto.
Habla el articulo habla sobre el uno mismo y el otro que es algoque se ve actualmente en nuestra sociedad.

Tambien menciona que la discapacidad se ve como una retorica cultural.

Tambien considera como anormal lo imprefecto, lo cual no puede partir de algo paricular para llamarlo imperfecto.
y dice que la normalidad es la medida del mundo.

Jimena Lozano 1B

Anónimo dijo...

los conceptos que son normal i anormal son dos aspectos que nos pone la sociedad normalidad es un concepto que permite establecer demarcaciones entre uno mismo y lo Otro, psea que su definicion va dirigida a que siempre tenemos que seguir lo que son las reglas sociales pues la sociedad es quein nos impone lo que es lo normal y lo que no es normal.
MARIA GUADALUPE MANDUJANO LABRA
PSICOLOGIA ULM

Anónimo dijo...

pues creo que esta lectura es muy interesante ya que el termino normal y anormal es algo muy complejo ya que las personas lo pueden ver desde puntos de vista diferentes, y creo que llamar resto a los demas es un tanto despectivo. ya que esto nos obliga a seguir las reglas de sociedad para ser normales o anormales.

Rocio Villagomez Rocha
1 sem psicologia

Rocio gutiérrez de Velasco dijo...

Creo que somos presas de varias trampas al hablar o relacionarnos con otros, y esto se ve claramente reflejado en la distincion que hacemos entre los que son diferentes a mi, los que no son normales como yo.Se ve claramente la necesidad que tenemos de sentirnos especiales, pertenecientes a un grupo, a la "media",nos hem0s acostumbrado a hacer a un lado a los que son diferentes, a opacarlos, a excluirlos,y es por eso que "conviene mas ser como todos" yo creo que es importante darnos cuenta de esto y despertar, no dejarnos manipular tanto.

1ro psicología

Anónimo dijo...

yo pienso que cada individuo se siente normal, mientras que puede ser considerado por otros como anormal y así mismo, esos que llaman de anormal a otros pueden ser en si los anormales. Todo de acuerdo al ambiente en el que se vive o en la forma en que es vista la sociedad.

Daniela martinez
1ero psicologia

Anónimo dijo...

Considero que cada cultura tiene sus propias definiciones a cuanto lo que la normalidad corresponde, algo que es normal en el norte de Mexico no va a ser igual en el sur de Mexico . Todo depende de las reglas morales y como se vea la vida en la sociedas, y la verdad siempre me he preguntado quien es quien dice esto es norma y esto es anormal.
Pienso que es cuestion de poder y prestigio como una moda , si alguien importante hace nuevo y diferente y todos lo imitan ya lo ven normal despues de un tiempo, si alguien con poder impone una idea o regla despues de mucho tiempo si el tiene la precaución de que sus ordenes se sigan lo veeran normal asi que considero que la normalidad e igual que la anormalidad son conceptos muy subjetivos y la cuestión es no criticar al otro por que es diferente.

Margarita del carmen Jiménez Uribe
1 psicologia